El denario es por excelencia la unidad de plata romana. Es la moneda que ha tenido mayor difusión y trascendencia en la historia. De su importancia heredamos el término "dinero" para designar cualquier bien ampliamente aceptado que sirve de medio de pago y como medida o reserva de valor.

Origen

Roma inicia la acuñación del denario durante el transcurso de la IIa. guerra púnica, estimándose en el 212-211 a C. Su peso teórico aproximado de 4,5 g , equivalía a cuatro escrúpulos de plata, y tenía un valor estipulado de diez ases de bronce, como indica su nombre, deni "por diez", y signo de valor X. Se acepta esa fecha de inicio del denario en base a los trabajos arqueológicos en Morgantina y por la existencia de una reacuñación de una moneda sículo-cartaginesa sobre un denario romano.

A causa de las dificultades económicas inherentes a la guerra contra Cartago, se crea una nueva moneda de plata fina mas ligera, el denario, con la finalidad de sustituir al quadrigato, didracma, para financiar a partir de entonces los ejércitos romanos. Se debate la posibilidad de que los primeros denarios romanos fueran acuñados en el sur de Italia y algo mas tarde en Sicilia. Simultáneamente se crean sus divisores, el quinario, 1/2 denario con marca V, con su misma tipología y el sestercio de plata, 1/4 denario, marcado con IIS, cerrando la gama.

Las fuentes clásicas mencionan la antigua ciudad siciliana de Morgantina, a 6 km. al este de la actual Aidone, que se reveló por dos veces consecutivas en el 214 y 211 a C. a los romanos. Caída Siracusa y saqueada por Marcelo en el 212 a C. se erigió en el principal bastión pro-cartaginés de la isla. La urbe pagó cara su derrota en el 211 a C. siendo incendiada, y muchos edificios resultaron destruidos y definitivamente abandonados. Los romanos entregaron la ciudad y sus tierras a mercenarios hispanos que con Moerico, su jefe, traicionaron Siracusa.

La excavación de sus ruinas, perfectamente conservadas y en lugar solitario, por un equipo de la universidad de Princeton, identificaron la ciudad que mencionan las fuentes escritas y pusieron al descubierto el estrato arqueológico que corresponde a su destrucción. El hallazgo providencial, bajo unas tégulas de derribo del templo de Demeter, de denarios de la primera emisión junto con quinarios, sestercios de plata, monedas de Siracusa y de otras ciudades sicilianas dio la evidencia histórica de que el denario es anterior al 211 a C.

Por otro lado L.Villaronga posteriormente en 1976 publicó una reacuñación de un medio shekel cartaginés de reverso elefante y con letra fenicia alef en exergo sobre un denario romano. Hasta la aparición de varios ejemplares de este tipo en un tesoro cerca de Enna no se atribuyó a Sicilia esta emisión. Considerando que los cartagineses abandonaron definitivamente la isla en 210 a. C. el inicio del denario debe ser anterior a esa fecha.

También durante la IIa. guerra púnica, 218 a C. 201 a C., se creó el victoriato, moneda argéntea de 3,37 g teórico, de patrón metrológico de la dracma,1/2 quadrigato. A diferencia de las demás monedas romanas coetáneas no tiene marca de valor. Pensamos que fue creada para facilitar el comercio con el exterior, sur de Italia e Hispania, y para las soldadas de las tropas auxiliares de mercenarios. Recientes estudios han desvelado su baja ley de plata 65 % frente al 95-98 % del denario, por lo que multiplicando el peso teórico por el tanto por 1 de su ley nos da un contenido de 2,19 g. de plata, es decir medio denario.